El nuevo menú de Poisson & Poison: Un imprescindible de la Condesa.

 

Uno de los destinos imperdibles en la CDMX es el Hotel María Condesa, en la esquina de Atlixco y Campeche. Y hoy más que nunca hay razones para visitarlo, pues alberga en su interior a Poisson & Poison, una de las propuestas gastronómicas más interesantes entre la vasta oferta de restaurantes de la siempre vigente Colonia Condesa.

Poisson & Poison es cocina Franco-Mexicana, con platillos que fusionan los sabores galos con ingredientes aztecas, creados por el talentoso y siempre galardonado Chef Gerardo Quezadas. Recientemente tuvimos la fortuna de ser invitados a la presentación de su nuevo menú, y los platillos seleccionados por el Chef para esta ocasión fueron una magnífica muestra de la creatividad, talento y pasión que le imprime a cada una de sus creaciones.

 

 

Como entrada pudimos disfrutar de Higos glaseados con una reducción de Merlot acompañados de Foie Gras, con contrastes muy interesantes entre lo dulce y lo salado. También  espárragos salteados con hierbas, ajo y limón, acompañados con láminas de jamón ibérico.

 

 

 

Pero sin duda nuestra entrada favorita fueron las Croquetas de Bacalao con confitura de tomate y alioli de Chipotle, una sinfonía de sabores y texturas: Crujientes y doradas por fuera, suaves por dentro, con trocitos de bacalo firme, sutilmente salado, balanceado por el sabor dulce y la vez ácido de la confitura de tomate.

 

 

No hay menú francés que se respete sin Soupe a l’oignon, o sopa de cebolla para los que no son francófilos. Y la de Poisson & Poison es simplemente soberbia. El toque maestro: lleva Champagne, reconfortante y deliciosa, simplemente pedirla ya es un placer opulento… y no digamos disfrutarla.

 

 

 

 

Afortunadamente, alguien debió informarle al restaurante que en Mother of Gastronomy somos eminentemente carnívoros, porque como plato fuerte nos presentaron un par de suntuosos filetes: El primero era un filete con salsa de morillas, que complementaba la carne a la perfección con el sabor profundo de los hongos. Venía acompañado de arroz cremoso con tuétano. Toda una revelación.

 

 

Y la estrella de la ocasión, un filete con queso roquefort y pera a la mantequilla, la prueba más evidente que cuando se trata de combinar sabores y texturas, la maestría del Chef Quezadas no tiene comparación: Un filete cocinado a la perfección,  suave, jugoso y rojo por dentro, acompañado de elementos salados y dulces; un plato en el que ningún sabor domina y todos conviven en armonía para brindarle al paladar una experiencia incomparable.

 

 

 

Un exquisito Mousse de chocolate y naranja fue la nota final de una experiencia simplemente espectacular.

 

 

Destacar entre la amplia, incluso sobrepoblada oferta gastronómica de la Condesa no es tarea sencilla. Pero Poisson & Poison en verdad se lleva los laureles gracias a su cocina propositiva y el bien logrado balance entre innovación gastronómica y respeto a la tradición culinaria. Enhorabuena.

 

Share


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.