Postre de Tapioca estilo Tailandés ¡Exquisito!

¡Gastrónomos!

Para este calorcito o simplemente por antojo, te traigo una receta dulce con inspiración tailandesa que sé que te va a encantar. Se trata de un postre de Tapioca con Leche de coco y té limón.
Me inspiré mucho en los sabores tailandeses más representativos ya que conocemos mucho el típico postre de tapioca con tres leches y muy planito sin chiste, en cambio con esta mezcla de sabores, te llevaras a la boca un pedacito de Tailandia en cada cucharadita.

¡Vamos a hacerla!

Ingredientes:

  • 150 grs (5.29 oz o 1 taza) de Perlas de Tapioca (las encuentras en super mercados, en tiendas de materias primas o en el mercado en la sección de especias y chiles secos)
  • 1.5 (50.72 fl oz o 6 tazas)  litros de agua para remojar la tapioca
  • 500 ml (16 fl oz o 2 tazas) de leche de coco (no es lo mismo crema de coco y mucho menos es la mezcla preparada para piña colada, la encuentras en super mercados, con la etiqueta específica de leche de coco)
  • 300 ml (10.14 fl oz o 1 1/4  tazas) de leche de vaca (descremada de preferencia)
  • 200 ml (6.76 fl oz o 3/4 taza) de agua de coco
  • 300 ml de agua (10.14 fl oz o 1 1/4  tazas)
  • 80 grs (2.82 oz o 1/4 taza) de azúcar
  • 15 grs o 10 trocitos de té limón/ lemon Grass (la hierba verde que se ocupa para hacer té de limón)
  • Ten agua a la mano para ajustar la consistencia.

Procedimiento:

En el litro y medio de agua deja remojar la tapioca por espacio de 20 minutos, esto nos ayudará a retirar el exceso de almidón en las perlas y así obtener un postre con consistencia de pudding y no una gelatina.

Despúes del reposo, en una olla o cacerola grande, coloca la leche de coco, la leche de vaca, agua de coco, agua, té limón y azúcar y las perlas de tapioca ya escurridas.
Cocina a fuego alto hasta romper el hervor.

Cuando hierva retira el té limón, baja el fuego a medio y sigue cocinando hasta que las perlas comiencen a transparentarse. Verás que los bordes de las perlas se tornan transparentes y el líquido será ahora espeso, como una crema. 
En este punto, puedes agregar mas agua si asi lo deseas hasta lograr la consistencia que a ti te guste. Yo te recomiendo dejarlo especito como pudding para que no se diluya el sabor.

Cuando llegues a ese punto, apaga el fuego y deja reposar las perlas hasta que se enfríe por completo. En ese tiempo las perlas se hincharán y absorberán más líquido pero quedarán completamente transparentes, suavecitas y llenas de sabor.

Puedes servirlo así a temperatura ambiente o refrigerado.
Ya sabes, si los haces, mándame tus fotos a mi mail para que los presuma en mi página. motherofgastronomy@gmail.com ¡Nos vemos en la próxima receta!

Prueba también esta deliciosas Cookies con chispas de chocolate, da click aquí o en la foto.

Share


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *