“Tapas Trail”: El arte del vino de Campo Viejo.

 

El arte y el vino históricamente siempre han ido de la mano. Esto nuevamente sucedió el pasado 15 de Marzo durante el evento “Tapas Trail”, organizado por la vinícola Campo Viejo y La Europea México, al cual tuvimos el honor de asistir. “Tapas Trail” fue un increíble recorrido por algunos de los lugares más sobresalientes de la oferta Gastronómica de la Colonia Roma de la CDMX, una noche en la que el arte, la gastronomía y el vino se unieron en un maridaje perfecto que dio como resultado una experiencia deliciosa

“No es necesario esperar a una ocasión especial para disfrutar de un buen vino”, fue uno de las muchas perlas de sabiduría vinícola que nos brindó Elena Adell, enóloga de Campo Viejo, quien fungió como nuestra guía. Y sin embargo, la noche tenía mucho de especial y nos esperaba un delicioso recorrido que comenzó en Taquearte, un lugar que sin duda ha demostrado recientemente que los tacos pueden ser considerados como una de las expresiones más creativas de la gastronomía chilanga.  Ahí disfrutamos para abrir boca, de un taco de chicharrón de queso relleno de carne al pastor y lo maridamos con Campo Viejo blanco semidulce D.O.C., de aromas frutales, con un ligero toque de flores blancas, mientras que en boca era equilibrado, fresco, con el grado justo de acidez para balancear el sabor dulce,  que complementaba el sabor del taco y limpiaba el paladar para el siguiente bocado. El segundo taco que disfrutamos fue un taco de cecina con longaniza y chicharrón de cerdo. Maridamos con un Campo Viejo Tempranillo, un tinto suave, fresco, amable al paladar, que equilibraba lo salado del taco.

 

 

Mientras tanto, tuvimos la oportunidad de presenciar el increíble trabajo de Seher One, reconocido muralista y diseñador gráfico Mexicano, quien comenzó la ejecución de una obra que nos sería presentada al final de la noche.

 

 

El recorrido continuó en Palmares Azotea, a cargo del Chef Peruano Álvaro Vázquez, donde nos recibieron con tapas de atún y aderezo blanco, salmón ahumado, arrachera con rabanitos tiernos, y una de higos frescos con queso de cabra. Maridamos con Gran Reserva  2011Campo Viejo, un Rioja maduro, cálido, con cuerpo y un poco de dulzura residual, un tinto que contrario a la creencia popular, fue ideal para acompañar las tapas de pescado.

 

 

La última estación en nuestro recorrido fue el Hotel Casa Awolly, uno de los lugares de moda en la Colonia Roma, gracias a la experta dirección culinaria del Chef Irak Roaro, quien a través de su cocina propositiva, ecléctica y atrevida ha logrado posicionar este espacio en el gusto de los amantes de las mejores experiencias gastronómicas. Ahí pudimos disfrutar de una tostadita de salpicón de pulpo, en la que los sabores frescos e intensos del mar contrastaban de manera increíble con un terso guacamole, con el nivel justo de picante. Maridamos con Reserva 2013 Campo Viejo, un tinto suave, perfumado con aromas frutales, con taninos dulces en boca y un final largo, ideal para cerrar una noche llena de arte (arte que incluso es parte de la botella, porque este Reserva 2013 que pudimos disfrutar es parte de la Art Series y nuestra botella estaba decorada con la obra de Norman Duenas).

 

 

Una clase-cata para aprender a reconocer los aromas del vino y una sesión en la que pudimos decorar nuestra propia botella Art Series de Campo Viejo, fueron el cierre perfecto para una noche en la que pudimos disfrutar del arte en muchas de sus facetas; Lo disfrutamos en la obra de Seher One, en las propuestas gastronómicas de los lugares que visitamos, y por supuesto, pudimos disfrutar del arte de Campo Viejo, quienes nos siguen sorprendiendo con vinos que rompen esquemas y experiencias que dejan en ti una huella profunda.

 

Share


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.