Nicos: El Chile en Nogada IMPERDIBLE de la CDMX (Nogatón 2017)

Nicos es “una amada institución que ha mantenido satisfechos los estómagos de los mexicanos por más de 50 años. El Chef Gerardo Vázquez Lugo crea platillos que llevan a los comensales a una odisea a través de la rica herencia culinaria mexicana”. Así comienza la reseña que la prestigiada guía “Latin America’s 50 best Restaurants” de S. Pellegrino dedica a este, el restaurante número 37 en toda Latinoamérica, y una catedral del buen comer para los habitantes de la CDMX.

Nicos se define a si mismo como un restaurante de barrio y de comida mexicana sin pretensiones. Sus recetas están elaboradas con el mayor respeto a las tradiciones de la cocina nacional. Y comer un chile en nogada de Nicos es precisamente una tradición que convoca cada año a cientos, si no es que a miles de personas a este pequeño restaurante citadino. Es por esto que decidimos continuar nuestro Nogatón 2017 aquí.

El amor entra por los ojos y definitivamente con este increíble chile en nogada, quedamos enamorados desde que llegó a la mesa. La presentación hace que ardas en deseo por probarlo, ya que está servido en un bellísimo plato de talavera y esto hace que todos los colores del platillo resalten. En esta ocasión, y para degustar ambas variedades, ordenamos un chile capeado y otro sin capear; Ambos nos parecieron exquisitos, y en caso del chile capeado, este era agradablemente ligero y nada grasoso, lo cual siempre se agradece.

 

 

Una de las cosas más notables de este delicioso platillo es que la carne es picada en vez de molida; Así es como tradicionalmente debe prepararse y Nicos lo sabe, aún cuando lamentablemente muy pocas recetas conserven esto. Los trocitos de fruta fresca son otro detalle que se disfruta mucho porque se pueden saborear muy bien cada uno; Los frutos secos, crujientes y deliciosos son el remate perfecto para un relleno excepcional, bien sazonado y basto. Finalmente, la nogada que cubre a este poema redondea la experiencia de sabores del propio chile con el relleno. Esta nogada es suave pero llena de sabor, hecha con nuez de castilla y toques de Jerez, donde se puede sentir la nuez molida. Las gotitas de granada, trocitos de nuez de castilla y hojitas de perejil son la corona perfecta para esta obra de arte.

 

Maridamos con la opción de la casa: Nos recomendaron para este platillo un Chenin Blanc 2015 de Casa Madero y los sabores cítricos y frutales realmente le dieron la nota fresca al platillo y redondearon una experiencia culinaria sin igual.

 

Desafortunadamente quedamos tan satisfechos que ya no comimos postre, pero regresaremos a Nicos para deleitarnos con sus sabores tradicionales, porque comer en Nicos es un placer para los sentidos sin importar la época del año. Pero durante esta temporada lo es aún más, porque ofrecen, sin duda alguna uno de los mejores chiles en nogada no sólo de la CDMX, sino del país.

Nicos. Av. Cuitláhuac 3102, Clavería, CDMX.

Precio por Chile: $400.00 mn

La carta incluye varias opciones para acompañar y maridar. Nosotros elegimos:

Sopa de tortilla y sopa de frijol ($90.00 c/u). Chenin Blanc de Casa Madero ($327.00 botella) y Agua de Pepino con Limón ($55.00 el vaso)

 

5 CHILES. PERFECTO. 

 

Share


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.