Melaza: Qué es y como hacerla.

¡Hola Gastrónomos!

En esta época navideña nos encontramos con algunas recetas que piden melaza y de repente nos entra el pánico de no saber ni que es o peor aun, dónde conseguirla.

Voy a platicarte un poquito acerca de ella, la melaza es un subproducto o “residual” de procesamiento de caña de azúcar, del azúcar de mesa o refinado.
Una vez que las cañas de azúcar son cosechadas, se queman hasta dorarlas y después son pasadas por máquinas que presionan el jugo de la caña, ese jugo se hierve y luego puesto a través de máquinas centrífugas para extraer los cristales de azúcar del líquido, este precioso y pegajoso líquido es la melaza. 

Ahora bien, han descubierto muchas propiedades en la melaza que aseguran son muy buenas para nuestro cuerpo y se esta tratando de impulsar el consumo de melaza sobre del azúcar refinado procesado.

Bueno, yo queria hacer unas deliciosas galletas de jengibre y la receta me pedia melaza, así que decidí aprovechar y hacerles esta nota para que ustedes también aprendan a prepararla, es facilísima de hacer y económica.

Lo único que hay que conseguir es piloncillo/panela y agua. ¡Eso es todo!

Aquí te paso la receta:

Por cada 3 partes de piloncillo, agrega una parte de agua. Vamos, si un piloncillo pesa 100 gramos, por cada 300 gramos, añadirás 100 grs de agua. Bien pesadito.
Ahora, en una olla (que no te guste mucho o estes dispuesta a rayar), coloca tus piezas de piloncillo y el agua, a fuego bajito deja que el piloncillo se vaya disolviendo con el agua, remueve con una palita de madera de vez en cuando, cuando rompa el hervor, sube el fuego al máximo, verás que se le hace una espuma que sube como la de la leche hirviendo, inmediatamente baja el fuego y con la palita remueve bien, vuelve a subir el fuego al máximo, deja que suba la espuma y vuelve a bajar, repite este paso una vez más, en total tres veces.

<Como puedes ver en mi foto, puse los piloncillos en una olla donde cabían muy bien pero no habia mucho espacio muerto, esto para que al ponerle el agua, llegara a la mitad de los piloncillos>

Apaga el fuego y si aun hay pedacitos de piloncillo que no se derriten no te preocupes con el calor residual se disolverán. En este punto, la melaza esta caliente y muy líquida pero sólo dejala enfríar por completo y verás que espesará y queda de un color oscuro intenso.

Cuando la vayas a utilizar, cuélala para que no se te vaya algun trocito perdido de piloncillo.

Ahora, hablemos de lo que puede salir mal:
Es muy importante no sobre cocer la miel, ya que puede volver a cristalizar y te quedará como una «mermelada» y no un jarabe espeso. Si esto pasa, déjala enfriar y vuelve a derretir esa «mermelada», a fuego muy muy bajito y cuidandola. NO agregues más agua. Cuélalo también.
Cuando estes haciendo tu melaza, procura cuidarla, no te vayas a hacer otra cosa, ya que puede quemarse, pegarse a tu olla y no devolvertela jamás.
No agregues más agua de lo que te recomiendo, ya que tendrás agua de melaza y no un jarabito espeso que piden las recetas.

En realidad es muy sencillo. Anímate a probar esas recetas que habías guardado por falta de este peculiar ingrediente, como por ejemplo una Casita de Jengibre como la mía.

¡Nos vemos en la siguiente receta!

 

 

Share


9 pensamientos sobre “Melaza: Qué es y como hacerla.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.